Beneficios de crear ofertas y promociones de tu hotel o casa rural

“On sale”, motivando el mercado para potenciar reservas!


En un ambiente de marqueting turístico muy competitivo con portales con ofertas agresivas, low cost, descuentos y trueques, permanecer fieles al soso “precios rack”, no parece tener mucho futuro.
Aportar valor a la transacción mediante ofertas y promociones atraerá a clientes potenciales y generará expectación entre los que ya te conozcan. Es la herramienta perfecta para vender más con propuestas diferenciadoras para tus huéspedes más allá del mero precio.

Las ofertas y promociones nos ayudarán a atraer clientes en temporada baja y a incrementar la ocupación el resto del año. Pero como hacen los grandes supermercados y los establecimientos de cadena, hacer rebajas no equivale a perder dinero. El cartel de rebajas – aunque sea un mensaje en las pantallas digitales - debe ser para nuestro negocio un sinónimo de beneficios.

¿Qué necesitamos obtener de nuestras ofertas y promociones turísticas?


1. Incrementar las ventas


El principal objetivo que se busca a la hora de ofertar y promocionar es conseguir mayores ventas o incluso conseguir un extra de liquidez a corto plazo. Cabe tener en cuenta que existen varios enfoques a la hora de ofertar alojamientos para conseguir más reservas:

A) Ofertas y promociones enfocadas a captar nuevos clientes. Ofrecer un gancho que invite a descubrir y reservar en nuestro alojamiento a personas que anteriormente no nos conocían. Un ejemplo puede ser ofrecer un descuento a parejas menores de 30 años.
B) Ofertas y promociones dirigidas a generar repetición de compra. Buscando atraer de nuevo a clientes que ya se hayan hospedado en el hotel o casa rural. Aportando una oferta distinta a la que el cliente disfrutó, por ejemplo: un cliente que viajó con toda la familia, ahora le ofrecemos un pack romántico para dos.
C) Ofertas y promociones orientadas a extender la estancia e incrementar el gasto medio de tus clientes. Estas ofertas plantean al consumidor un beneficio adicional con la finalidad de que este alargue su estancia o contrate algún servicio extra. De esta forma conseguiremos un incremento en la rentabilidad del alojamiento. Ejemplos son 6 noches más una gratis, 3x2…


2. Incrementar el atractivo comercial con propuestas interesantes


Otro de los beneficios que proporcionan las ofertas es potenciar los motivos de visita dinamizando comercialmente tu alojamiento. Es el efecto “gancho”. Tenemos algo más barato que los demás y una vez en el hotel somos capaces de venderles algo adicional.

Si nuestras propuestas son atractivas facilitarán la decisión de compra por parte de nuestro cliente. “Niños menores de 10 años gratis”, son un gancho tan interesante para las familias como la leche más barata del supermercado.

Pero la oferta debe aportar valor real para tus clientes.  El cliente necesita sentir que los términos del trato propuesto suponen un beneficio efectivo.
La incorporación de servicios extra, un descuento o un regalo son ejemplos prácticos como: incluir en el precio el alquiler de bicicletas; proponer ofertas alternativas como un fin de semana romántico para parejas aventureras con pack deportes y cena con velas y vino de regalo; promocionar estancias junto a otros servicios complementarios de empresas locales como  por ejemplo fin de semana con visita y degustación en la Bodega Grande, fin de semana con cena en el restaurante asturiano, estancia de tres noches con acceso a balneario.

No podemos caer en las ofertas confusas, enrevesadas o tramposas: “un 10% de descuento para mayores de 60 años que viajen solos los miércoles, jueves y viernes” o “café gratis entre las 10 y las 10:30 de la mañana”

Hay que evitar en la medida de lo posible las letras pequeñas del tipo “aplican restricciones”


3. Potenciar la comunicación y visibilidad del alojamiento


En la era de internet con una saturación de información, es necesario destacar frente a la competencia. Las promociones y ofertas nos dan un motivo para comunicarnos con nuestros clientes, potenciando el boca-oído tradicional y sobre todo amplificando la comunicación a través de las redes sociales.
Tenemos muchas opciones para conseguir este beneficio, algunas pueden generar resultados casi inmediatos comunicando más rápido y haciendo llegar la oferta a un público más amplio. Compartir nuestras ofertas en redes sociales, patrocinarlas en Facebook, mejorar en los portales para escalar posiciones, incitar al retweet, a compartir o a darle me gusta son solo algunos ejemplos.

Esto te permite llegar con tu propuesta a mucha gente potenciando la visibilidad de tu alojamiento” solo si te ven te pueden comprar”.


Características de una buena oferta o promoción


Ofrecer incentivos relevantes al comprador (aporte de valor).
Disponibilidad temporal, es decir valido por un periodo limitado (escasez y fugacidad de la oferta para despertar el deseo).
Obtención de los Incentivos por parte del comprador generalmente en el corto plazo (rápida obtención de la recompensa).
Condiciones claras tanto para la reserva como para el disfrute de la misma.
• No olvides calcular tus costes. Las ofertas son para ganar algo menos, no para perder.

Para inspirarte a crear ofertas y promociones interesantes en tu página web, en los siguientes posts expondremos una batería de ejemplos de ofertas y promociones que podrás aplicar en la comunicación de tu hotel o casa rural. Además te contaremos como mover y generar mayor repercusión con las promociones para amplificar tus beneficios.

En Turisapps queremos ayudarte a tener más visitas y reservas por tu página web. Somos especialistas en diseño web y web móviles para hoteles y alojamientos turísticos.

Otros artículos relacionados:

BLOG TURISAPPS en tu e-mail

TurisApps S.L. - Todos los derechos reservados - Aviso Legal y Política de Privacidad.
Google+